>

El Comandante

Llega Julio Ribas, el Comandante. De lo pasado no voy a hablar, ya está todo muy claro, los errores propios y los de sus dirigidos lo condenaron al destino que hoy vive Mario Saralegui. Ahora es tiempo de mirar para adelante y renovar las esperanzas, no en un plantel sino en un cabeza de cuadrilla ya que los jugadores van a ser los mismos de los últimos lamentables y pobres 6 meses. Esos que fácilmente se olvidan de jugar, esos que se quieren ir porque se sienten “traicionados” (si ellos se sienten así, ¿qué queda para nosotros?) o esos que equipos del exterior no quieren en sus planteles por su “vida nocturna”. Desde acá, le deseamos la mejor de las suertes a Julio y les damos la oportunidad de redimirse a los jugadores; pero sin olvido ni perdón.

Salú Comandante!!!!